De no benimaclet plot ser por eso, nada delataría que hemos llegado a uno de esos sitios clandestinos de la ciudad donde, por unos cuantos pesos, se puede satisfacer al prostibulo solteras cuerpo e intercambiar fluidos sin empacho alguno.
Pagamos nuestro respectivo cover: yo mis 70 pesotes campobasso (porque quise locker) y el otro cuate 40, porque hoy es jueves de estudiantes y si putas tienes entre 18 y 23 años, el costo collado del guardarropa es gratis.
collado Mientras Madonna continúa cantando sus éxitos ahora anda en sexo Give it to me, un chavito hace de corista involuntario, pero en español: dámelo, más adentro, así, qué soñar rico, más, más.Afuera, los demás siguen dando sexo oral.Como si fuera un trabajo, también anotas tu hora de entrada.Entre ellos destaca un chico con playera de la UVM que me tira una mirada directa a dicha zona y se moja los labios.En la pantalla hay un video de Madonna: benimaclet Like a Virgin.When you color call my name its like a little prayer, canta Madonna. Para el ojo no entrenado, pasarían por maleantes, de reunión ésos que putita están a las vivas cogiendo viendo a quién robarle el celular o putitas la cartera.
En el laberinto de cuartos hay un par de potros del amor, uno en felipe imitación de piel de cebra y otro de cuerhule.
Tan rápido?, me pregunta el de la recepción, insinuando entre líneas que soy un pobre precoz.
Antes de entregar mi celular discretamente le tomo foto anuncio a los precios de los condones, contactos el lubricante, el viagra cerdeña y los poppers.
Me propone, dándome una palmada en el hombro.
Afuera hay hombres en actitud para sospechosa.Como que no me lo cree del todo, busca pero me vale.Ahí me desafano tetonas de él para que no crean que venimos juntos hombre encuentros y para explorar sexo con más libertad.Tocamos la puerta que está rotulada con una carita sonriente y nos abren.Según cerdeña yo 40 pesos, ya si quieres rentar locker son 30 aparte, le contesto, tragando saliva.



Gaona, pasamos a la estancia y hay un pequeño refri con chelas y refrescos.
La luz roja de El Antifaz, como la de un cuarto de revelado, hace que el aspecto de las paredes descarapeladas se vea un poco más decente, casi sensual.
Sólo los versados en el arte reunión del ligue callejero sabemos que estos hombres no ven tus pertenencias, sino tu entrepierna o tu trasero.

[L_RANDNUM-10-999]