putana перевод mujer busca hombres lissone

Como para acercarla mi mirada la mujer busca.
Se vive en la muerte?Puedo escribir los versos ms tristes esta noche - Pablo Neruda Puedo escribir los versos ms tristes esta noche.Huir el buscar rostro al claro desengaño, beber veneno por licor suave, olvidar el provecho, amar el daño: creer que un cielo en un infierno cabe; dar la vida y el alma a un desengaño; esto es amor.Y me oyes desde mujer lejos, y mi voz no te alcanza: djame que me calle con el silencio tuyo.Ya no la quiero, soltera es cierto, pero cunto la quise.Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.La escort mujer, donde comienza el cielo.Abandonaré todo lo que me estorba, todo lo que dificulta la huida y escaparé por la noche adelante, temerosa de ti, temerosa de esta grandeza que intuyo, de este fulgor, de este cielo que palpita en tus manos abiertas.Y con la obscuridad, no es la luna no es el sol.La sangre sonará por las alcobas y vendrá follar con espada fulgurante, busco pero tú no sabrás dónde se ocultan el corazón de sapo o la violeta.Me gustas cuando callas y ests como distante.En mis uruapan ojos, sin querer, hatsan relumbran cuatro faroles.Parece que los ojos mujer se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca.La bes tantas veces bajo el cielo infinito. Brisas de fuera caña mojada y mujer rumor de viejas voces resonaban por el arco putana roto de la busca medianoche.
Mi corazn la busca, y putana ella no est maduras conmigo.
Es mujer tan corto el amor, y es lissone tan largo el olvido.
Que tenga un chalco toque especial, que busco sea como es, un aspecto tan normal.
El hombre piensa la mujer sueña el pensar es tener en el cráneo una larva soñar es tener en la frente una aureola.
Mi voz buscaba el viento para tocar su odo.
Pensar que no la tengo.Que francia no sea un huracn, que nunca eclipse al sol, un aroma familiar.El hombre es la más elevada de las criaturas.Amor Me dolerás todavía muchas veces.Yo la quise, y a veces ella tambin me quiso.Antonio Machado - UNA noche DE verano Una noche de verano estaba abierto el balcón y la puerta de mi casa la muerte en mi casa entró.Distante hombres y dolorosa como si hubieras muerto.Serafines y gitanos tocaban acordeones.Ni campo ni ciudad, ella es ella porque s, porque ese es su papel.Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa, y estos sean los ultimos versos que yo le escribo.Que sea casi miel, que sea tanto amor, que escribo en un cartel.Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.Viejas mujeres del río lloraban al pie del monte un minuto intransitable de cabelleras y nombres.


[L_RANDNUM-10-999]